sábado, 17 de febrero de 2007

El cartero siempre llama dos veces!


Y claro, si estás en la cama y te acostaste tarde al primer toque no le haces ni caso, te das la vuelta, te arropas y sigues durmiendo. Pero al segundo toque te cagas en la madre que ha parido al subnormal que esta llamando a las 09.00 de la mañana un sábado.
Te levantas y descubres que es el cartero y decides no abrirle para así evitar que te llene el buzón de facturas y demas correo inútil.
Una vez despierto yo ya no me puedo dormir, con lo que he decidido despues de hacer la cama, vestirme y poner una lavadora, bajarme al bar a desayunar con mi hermana a la que no me extrañaria que tambien la haya despertado el muy cabrón.
La putada es que a estas horas y despues de no haber dormido mi siesta sabática, me siento cansado para afrontar la fiebre del sábado noche. Voy a ver si una ducha me despeja y me activa un poco.

1 comentario:

Angelina Jolín dijo...

Ahora a recuperarse del sábado noche y del fin de semana intenso... pero genial :-)))

Besazos rey!